Pioneros de la red: Castillos

Hace más de 20 años, nació la empresa Castillos, la cual, se dedica al negocio de internet. Y orgulloso digo que esa empresa la empezó mi madre.

En casa siempre hubo computadoras. Mi padre era ingeniero en sistemas y por tal motivo, teníamos la cercanía con estos juguetitos. Mucho antes de que mi madre abriera su negocio, ya teníamos internet, con un módem escandaloso y con la velocidad de un caracol. Era divertido. Esperar a que se cargara una página generaba cierta emoción; parecida a la que tienes cuando vas a abrir un regalo.

Debe haber sido el usuario 60 de Prodigy o algo así el que destinaron a nuestra conexión. Y seguramente nunca nos imaginamos la evolución que tendría el internet. A veces, a los que nos gusta lo vintage, pensamos que lo viejito es mejor. Al final, uno se adapta, disfruta el camino y ya.

Lo importante aquí es que me complace mucho saber que mi madre y Castillos han sido pioneros del negocio en internet; un negocio fiel y emprendedor que sigue vigente y renovándose con cada cambio que la red nos impone; que ha trascendido las crisis del punto com, el monopolio de Google y los embates de las redes sociales; que se adapta a cada cambio y evoluciona.

Soy un hijo orgulloso de su madre. Y celebro más de 20 años de un sueño compartido que nos ha dado luz a muchos; incluso a los que ya no están entre nosotros.